HAZTE SOCIO (pincha aquí)

RABALIANO.
1. adj. Perteneciente o socio de la asociación que recuerda la memoria de Paco.
2. Dicese de aquel que es premiado por su relación artistica y humana con Paco.
3. Dícese tambien de aquel que sigue con pasión, la vida y obra de nuestro Paco.
- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

lunes, 20 de marzo de 2017

EULÀLIA RAMON YA ES RABALIANA

Tras realizar la “Ruta rabaliana”, a lo largo de la cual decía la actriz catalana que se palpaba la grandeza artística y humana del inolvidable actor de la Cuesta de Gos,  Eulàlia Ramon recibió la acreditación “rabaliana” en la decimotercera edición de estas nominaciones.

Eulàlia recibe el galardón de manos de Miguel Ángel Blaya, presidente de Milana Bonita
(Foto:Ayto. de Águilas)

Ante un público entregado, al que ella respondió evidenciando el cariño y la admiración que siempre ha profesado a Paco Rabal, la protagonista femenina de “Goya en Burdeos”, y que también compartió cartel con Paco Rabal en la serie televisiva “Truhanes” y en “Pajarico”, largometraje ambientado en Murcia, se mostró tan emocionada como agradecida al recibir este galardón que desde 2004 entrega la Asociación Milana Bonita en su empeño de que no se diluya el recuerdo del actor.












   La noche festiva, con el alma de Paco Rabal revoloteando sobre el salón de actor de la Casa de la Cultura que lleva su nombre, y con la presencia de la concejala de Cultura, Lucía Hernández, y de varios miembros de la corporación municipal, se vio aderezada con dos componentes de claro perfil artística. 

Comenzó con la colaboración de la Escuela de Teatro y Desarrollo, que pusieron en escena “La parada”, una obra corta de producción propia; y posteriormente, el artista plástico murciano Jesús Lorente quiso sumarse a los esfuerzo de Milana Bonita y obsequió a Eulàlia Ramon con un retrato que levantó la sorpresa y aplauso de los protagonistas y público en general.       



                                                                     Fotos: Juan Diego Oliver